La derecha de mi izquierda.

lunes, 28 de noviembre de 2011

:$

Nunca me pareció correcto, ni legal que las palabras te pudieran destrozar la vida, tampoco tendría que estar permitido estar enamorada siendo menor de edad y mucho menos llorar por un hombre, siempre dije : ¡Nunca dejes de sonreír,porqué no sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa!¿Pero sabéis? Yo no me enamoré por una de esas,no digo que no sean bonitas,ni que no den alegría,o que no dejan de hacer cosquillitas en el estómago,pero a mi me basto con oír su nombre,verlo y recuerdo que ese día el no sonreía,por ese tan simple motivo deje yo de sonreír porqué también se pueden enamorar de ti con o sin esa sonrisa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario