La derecha de mi izquierda.

martes, 17 de abril de 2012

Igual quererte no sirva de mucho,

o quererte para siempre no valga para nada, que los días sean grises y nunca salga el sol, que cuando te vayas ya no quede nada,ni siquiera esos días de felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario